Una refugiada de Siria con senos de viejitas culonas cojiendo silicona está bien enganchada a un miembro de un rico burgués alemán.